¿Quo Vadis Protocolo?

publicado en: Protocolo | 0

La situación actual que vive el protocolo, los retos que se le plantean a la profesión en el futuro y la formación que se requiere a sus profesionales centraron ¿Quo Vadis Protocolo? la primera edición de los debates organizados por la Asociación Catalana de Protocolo y Relaciones Institucionales (ACPRI).

¿Cuáles son los retos que debe afrontar el protocolo en el ámbito institucional y empresarial? ¿Qué papel debería jugar la academia en la formación de los futuros profesionales y en la formación continua de los que ya están ejerciendo? ¿Cómo afectan las transformaciones sociales al protocolo y a las relaciones institucionales? Estas son algunas de las preguntas que se debatieron en la primera edición de los debates-coloquio organizados por la ACPRI que tuvo lugar el pasado 21 de junio en el salón de actos de Abertis en Barcelona.
Bajo el título ¿Quo Vadis Protocolo? el debate, presentado y moderado por Josep Solà, presidente de la ACPRI, analizó el estado actual del protocolo en el ámbito institucional, empresarial y educativo. Como ponentes, el debate contó con la participación de Ramon Pujol, adjunto al Gabinete de Relaciones Externas y Protocolo de la Generalitat de Catalunya; Sergi Loughney, director de Relaciones Institucionales y Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Abertis y director de la Fundación Abertis; Esther Otero, directora académica de la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona (EIP) y yo misma, como directora académica del Máster universitario oficial de Comunicación corporativa, protocolo y eventos de la UOC.
ACPRI

Fuente: ACPRI.

Ramon Pujol, adjunto al Gabinete de Relaciones Externas y Protocolo de la Generalitat de Catalunya -tras excusar la ausencia de Carles Fabró, director del Gabinete de Relaciones Externas y Protocolo de la Generalitat- relató los cambios que han experimentado el protocolo y las relaciones institucionales en Catalunya.
Sergi Loughney, director de Relaciones Institucionales y RSC de Abertis y director de la Fundación Abertis, destacó el valor de los intangibles para las organizaciones y la importancia de la reputación, recordando que el protocolo debe contribuir a transmitir los valores, la misión y la visión de las empresas e instituciones.
Desde el ámbito de la formación, Esther Otero, directora académica de la EIP de Barcelona, incidió en la importancia de la especialización y la adquisición de habilidades personales que complementen a los conocimientos. En este sentido, desde la UOC, como universidad que ofrecerá a partir de octubre de 2016 una titulación oficial en el ámbito del protocolo -concretamente el Máster universitario oficial de comunicación corporativa, protocolo y eventos-, subrayamos la necesidad de formar a los alumnos, por un lado, en competencias generales como la organización y planificación, la generación de nuevas ideas (creatividad e iniciativa), el trabajo en equipo, la resolución de problemas, el liderazgo y la toma de decisiones. Y, por otro, en competencias específicas que permitan a los estudiantes ser capaces de diseñar y planificar eventos corporativos que se adecúen estratégicamente a las necesidades comunicativas y presupuestarias de la organización, así como coordinar acciones de protocolo empresarial y oficial al servicio de objetivos corporativos.
Desde la universidad destacamos también la importancia de fortalecer los vínculos entre academia, asociaciones profesionales y empresas con el objetivo de impulsar y dignificar la profesión. En este sentido, pusimos de manifiesto que, desde el punto de vista académico, no sólo es necesario ampliar y profundizar en el conocimiento del protocolo promoviendo la investigación científica sobre esta disciplina en forma de más tesis doctorales, congresos, artículos científicos y bibliografía rigurosa, sino que es necesario transferir todo este nuevo conocimiento a la sociedad.
Una vez acabadas las intervenciones de los ponentes, se abrió un debate con el público asistente, formado mayoritariamente por profesionales del protocolo (técnicos y jefes de protocolo de diversos municipios e instituciones) y por profesionales del ámbito de la comunicación corporativa y las relaciones institucionales.
Uno de los aspectos sobre los cuales se debatió con el público es la imagen distorsionada sobre el protocolo que, tristemente, en ocasiones ofrecen los medios de comunicación y que no contribuye a que este sea percibido como una herramienta de comunicación de utilidad imprescindible para instituciones públicas y entidades a la hora de organizar una gran diversidad de actos y definir su orden de celebración. Es por ello que creemos que debemos trabajar conjuntamente para que el protocolo ocupe el lugar que le corresponde dentro de la sociedad.

 

Estanyol_Elisenda_UOC

Elisenda Estanyol i Casals

Profesora de Publicidad y Relaciones Públicas de la UOC
@EliEstanyol

Este artículo se publicó previamente en COMeIN  Número 57 (julio de 2016)

Si te ha resultado interesante...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+

Dejar una opinión