Influencers y mucho más

publicado en: Comunicación corporativa, General | 0

Mireia Montaña 

Hace unos días, la revista Time nos sorprendía incluyendo al youtuber Rubius como uno de los jóvenes más influyentes para las nuevas generaciones. A pesar de tener más de 20 millones de suscriptores, él mismo afirmaba sentirse sorprendido con esta noticia, quizás por no ser suficientemente consciente de la repercusión que ha conseguido en las redes sociales. Los nuevos medios de comunicación y las campañas que se llevan a cabo han puesto de moda una nueva palabra, los influencers, que ya se han convertido en un fenómeno del que todo el mundo habla. 

La publicación Convince & Convert afirma que el gran problema que tenemos a la hora de hablar de influencers, sin embargo, es que tendemos a confundir “audiencia” con “influencia”. El hecho de que una celebrity tenga una gran cantidad de seguidores en Twitter, hará que llegue a una gran audiencia, pero eso no significa que sea influyente. Las personalidades influyentes, no sólo dan a conocer un producto, sino que impulsan a la participación del consumidor. Según Jacobo Zelada, socio de la agencia de comunicación Apple Tree Communications, los influencers no son tan valiosos como podríamos pensar, ya que “el 92% de los consumidores se fía de un brand advocate, mientras que sólo un 18% lo hace de los influencers“.

En los últimos tiempos han surgido muchos términos que nos pueden marear, ya que se parecen bastante: influencer, blogger, brand ambassador, brand advocate, etc. A menudo, estos perfiles se utilizan indistintamente; pero realmente se diferencian por el poder de influencia que ejercen, lo que hacen por una marca y el beneficio económico que obtienen. Bill Sussman, CEO de Collective Bias, consultoría de marketing especializada en utilizar este tipo de personajes, realiza la siguiente explicación de cada uno de ellos:

1. Influencers

Hay diferentes estándares que determinan la influencia de estas personas. Desde su página web hasta su estatus de celebrity. Los influencers trabajan en múltiples plataformas y se tendrá que negociar con ellos antes de realizar una acción.

Recientemente, The Economist, publicó un artículo con una estimación de los ingresos medios que obtienen los influencers. Estos varían según el número de seguidores que tienen y la plataforma desde la que publican, pero nos puede servir para hacernos una idea: 

Follow-the-moneyIngresos medios de los influencers según el número de seguidores y la plataforma que utilizan. Fuente:  Fuente: The Economist 

Así pues, podemos ver cómo un influencer con entre 3 y 7 millones de seguidores puede cobrar, en promedio, 187.500 dólares por una acción en YouTube, 93.750 dólares por un post en Facebook y 75.000 dólares por una comunicación en Instagram o Snapchat.

Entre las tareas que realiza un influencer podemos encontrar: escribir sobre una marca que le es afín, proteger su marca personal para hacerla tan valiosa como la de las empresas a las que representa, tratar sus blogs y otros canales sociales como un verdadero negocio, y aportar confianza o transmitir una experiencia.

2. Brand Ambassadors o Embajadores de una marca
Los embajadores de una marca son una figura parecida a los influencers, pero con una relación contractual con la empresa a largo plazo. Los embajadores son portavoces de la marca. Los influencers, en cambio, se utilizan para campañas a corto plazo.
 
Para consolidar esta relación entre embajador y marca, se les forma con un amplio conocimiento, ya que acaban convirtiéndose en expertos en la marca o producto. Se muestran orgullosos de ser embajadores de aquella compañía y lo muestran en todos los canales posibles.
 
Jay Baer, experto en márketing digital, resume las principales diferencias entre influencers y embajadores de marca en la siguiente infografía:
Influencers_vs_Brand_Advoca
Fuente: Convince & Covert 
3. Bloggers
Los bloggers, a menudo, son considerados influencers, pero dependerá de su nivel de engagement o compromiso con la marca. Suelen empezar a escribir sus blogs basándose en sus pasiones, lo que les hará tener una relativa influencia en su ámbito. Su poder de influencia suele ser menor, pero proporcionan un contenido valioso para los lectores. 
 
4. Brand Advocates
Los brand advocates son unos defensores fanáticos y fieles de la marca, que se involucran con ella porque realmente les encanta. Pueden tomar medidas para defenderla si se les pide.
5. Fans
Los fans son aficionados a la marca. La mayoría tienden a ser clientes fieles. Hablan y recomiendan las marcas en las redes sociales y no esperan ningún tipo de compensación. Son influyentes entre sus iguales, pero no a nivel social.
 
Sussman reclama que este tipo de acciones formen parte del marketing mix actual de los anunciantes, ya que estas personas ofrecen una gran notoriedad para llegar a nuevos públicos y conseguir altos niveles de engagement entre los consumidores. 

 

Para saber más:
Baer, J. (2016). “Why Online Influencer Outreach is Overrated and How to Fix It”. Convince and Convert. [Consulta: 21/10/2016]
Baer, J. (2016). “Baer, J. (2016). “Social Media Influencers versus Brand Advocates Infographic”. Convince and Convert. [Consulta: 21/10/2016]
Sussman, B. (2016). “Influencers vs. Ambassadors vs. Advocates: Stop the Confusion!”. Entrepreneur. [Consulta: 21/10/2016] 

 foto_mireia_montanaMireia Montaña Blasco

Profesora de Comunicación de la UOC

@mireiamb

Este artículo se publicó previamente en COMeIN Número 60 (noviembre de 2016)

Si te ha resultado interesante...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+

Dejar una opinión