¿Quién es nuestro target?

publicado en: General, Protocolo | 0

Categorías de públicos en el universo empresarial o corporativo

Las diferentes categorías de públicos con que las organizaciones deben contar en la gestión de su actividad ceremonial son:

Ciudadanos

Cuando nos interrelacionamos en el ámbito de lo relacional hablamos de ciudadanos (y no de consumidores o clientes). Estos son de interés para la organización porque mantienen una relación con esta que puede provocar consecuencias mutuas positivas o negativas.

Toda la ciudadanía es público objetivo hipotético de las relaciones públicas corporativas, basta con que mantengan cualquier tipo de relación con la organización, sea de tipo familiar, laboral, lúdica, vecinal, religiosa, económica, política, etc.

A efectos ceremoniales y protocolarios son dos los grupos de públicos que has de gestionar:

  • Públicos internos: cúpula directiva y organización de la identidad.
  • Públicos externos: autoridades y personalidades. En este grupo, incluimos a clientes y proveedores cuando tratamos con organizaciones con fuerte componente comercial como las empresas.
Autoridades y personalidades

Estas dos categorías de públicos externos suelen ser invitados de los eventos propios u organizadores de eventos ajenos, de modo que lo habitual suele ser la interrelac4670967851_2d8b50b5bb_bión con ellos.

  • Autoridades: cargos públicos elegidos o designados y los altos funcionarios del Estado. En otras palabras, son aquellos quienes con su firma pueden cambiar nuestras vidas y cobran sus sueldos de los impuestos.
  • Personalidades: diferentes figuras de la vida política, social, económica, artística, intelectual, mediática, asociativa o cultural con predicamento en la comunidad como líderes de opinión o modelos a imitar e interlocutores imprescindibles, por sus méritos o por quienes representan.

Por ejemplo, en un acto organizado por un colegio profesional, al que acuden autoridades y personalidades, se les podría ubicar ordenadas separadamente en los dos laterales del salón de actos separados por el pasillo. Sin embargo, si después se celebra una cena, lo correcto sería intercalar a los componentes de ambos grupos manteniendo sus propios órdenes internos para darle una mayor variedad y representación.


Contenido elaborado por María Teresa Otero Alvarado para la asignatura “Protocolo Empresarial” del Máster en Comunicación Corporativa, Eventos y Protocolo.

mariateresa_otero

Si te ha resultado interesante...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+

Dejar una opinión