¿Qué se llevará este 2017 en comunicación?

publicado en: Comunicación corporativa, General | 0

Mireia Montaña Blasco

Estamos a principios de año y, últimamente, esto conlleva que las principales compañías de comunicación hagan una previsión sobre las nuevas tendencias mundiales en este ámbito. Aspectos como la inteligencia artificial, el big data o las nuevas formas de contenido parecen ser claves en las estrategias de comunicación de las marcas.

Para la agencia de medios Zenith Media, hay tres aspectos basados en los consumidores a tener muy en cuenta. El primero sería la confianza con los públicos. La percepción que tienen los individuos de cómo se están utilizando sus datos (big data) o la veracidad sobre lo que se está informando tienen mucho que ver con esta confianza del consumidor. También es de gran relevancia el rol de la mujer. Los antiguos roles de género “son cosa del pasado”, afirman; y hay que transmitir dinámicas de responsabilidad compartida entre ambos sexos. Por último, la sostenibilidad. Creen que las estrategias de las marcas deben tener muy en cuenta la creciente preocupación de la sociedad hacia esta problemática.

Según Forbes, el grhaipj8pyel8-freestocks-organ protagonista del 2017 será el sector mobile. Aparte de optimizar los contenidos para este dispositivo, es necesario que estos se integren dentro del estilo de vida de sus usuarios. Además, Google ya ha manifestado que aquellas páginas web que estén adaptadas a la plataforma móvil subirán posiciones en el ranking de búsqueda, marginando aquellas páginas que no lo estén.

Carat, por su parte, nos habla de las grandes tendencias para 2017 agrupadas en dos bloques: la evolución del contenido y el cambio de digital a físico. Dentro del primer gran bloque, encontramos diferentes aspectos como los que sintetizamos a continuación.

El vídeo en directo. Durante el último año se ha popularizado mucho, sobre todo gracias a su disponibilidad en las redes sociales más populares como Facebook o Instagram. Las marcas no la deberían utilizar en vano, sino para añadir inmediatez y autenticidad a su comunicación así como mostrar diferentes puntos de vista.

Derechos de imagen en retransmisiones deportivas. Las marcas que ya se asocian a acontecimientos importantes deben estar preparadas para poder aprovechar estos vínculos a través de los nuevos canales de comunicación. También hay que estar pendientes de nuevas modalidades deportivas que, pese a no ser líderes, pueden tener un perfil de audiencia concreto que sea adecuado para su marca.

Televisión web. Los anunciantes ya pueden crear su contenido y transmitirlo cuando quieran. Hay que tener en cuenta, sin embargo, las características de cada soporte. Si una emisión televisiva necesita una producción muy costosa, la emisión en pantallas de pequeñas dimensiones necesitan formatos de contenido más cortos. Hay algún artículo que comenta que la nueva generación Z sólo para ocho segundos de atención a los contenidos. Hay que ser atractivos y directos para impactar en este target.

Branded content o contenido de marca. Este aspecto no es nuevo, pero volverá a ser relevante en el 2017. El nivel de participación en el contenido de marca dependerá de las expectativas del público y la facilidad con que éste acepta contenido de una compañía en concreto. En este sentido, es un buen momento para consolidar las relaciones con los embajadores de la marca o buscar otros nuevos y crear nuevas áreas de contenido.

clouds-1845517_1920
Realidad virtual o aumentada

Realidad virtual y aumentada. Para que esta tendencia se consolide, es tan necesario que haya una mejora tecnológica como un cambio en las expectativas de los consumidores. Si se consigue, será importante tanto en aspectos de entretenimiento como en otros más racionales, como puede ser poder mostrar la utilización de un producto.

Chatbot o robots que simulan una conversación con el usuario. Una vez que las marcas han probado internamente su buen funcionamiento, pueden hacer el lanzamiento público a través de su app o página web. Hay que tener muy clara cuál es la información de la que debe disponer y cuál es el tono con el que se dirigirá a sus usuarios, siempre en línea con lo que la marca quiere transmitir.

Dentro del segundo bloque de tendencias, las que hacen referencia al cambio de digital a físico, hay que resaltar las que sintetizamos a continuación:

Identidad y verificación. La nueva comunicación se basará en la relación con personas que ya conocemos. Se tratará de ofrecer la posibilidad de etiquetarlos más y ofrecer unos mensajes más personalizados. Las acciones que lleven a cabo las marcas deben ser beneficiosas para los usuarios y la protección de sus datos personales debe estar asegurada.

Velocidad. Las expectativas de inmediatez en los usuarios son cada vez más altas y las marcas deben tener en cuenta, tanto on como offline. El contenido deberá optimizar para asegurar que todas las páginas, aplicaciones y anuncios se carguen lo más rápido posible, sin perder funcionalidad.

Proximidad. Este será otro factor clave en la estrategia de comunicación de las marcas, tanto la localización como la proximidad a objetos que pueden estar en movimiento.

Paso de software a hardware. Las compañías han comenzado a producir software específico para sus propias necesidades. De esta manera pueden controlar todos los aspectos que están relacionados.

J. Walter Thompson Intelligence, por su parte, ha realizado un estudio sobre las 100 principales tendencias para este año. Las ideas globales que se pueden extraer son las que detallamos a continuación:

Experiencia. Las marcas nos facilitan experiencias, activadas gracias a la tecnología y la creación de eventos innovadores en el exterior.

Estilos de vida. Las marcas se posicionan cada vez más sobre los valores y las formas de vivir. Los públicos objetivos dejan de ser segmentados de forma demográfica para hacerlo de forma psicográfica.

Entretenimiento. Este mejorará a medida que nuestras interacciones adquieran una capa adicional de información, a través de chatbot y otros dispositivos controlados por la voz, así como smartphones, tabletas y televisores.

Generación X. Tras fijarse en los más jóvenes, las marcas volverán a interesarse por el target de individuos de entre 35 y 55 años, ya que disponen de un importante poder adquisitivo y actúan de puente entre las generaciones analógica y digital.


foto_mireia_montanaMireia Montaña Blasco

Profesora de Comunicación de la UOC

@mireiamb

Este artículo se publicó previamente en COMeIN Número 62 (enero de 2017)

Si te ha resultado interesante...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+

Dejar una opinión