Entrevista a Joan Cuenca Fontbona

publicado en: General, Quiénes somos | 0

foto_joan-cuenca-fontbonaJoan Cuenca es Doctor en Comunicación es profesor investigador de relaciones públicas y comunicación corporativa de la Facultat de Comunicació i Relacions Internacionals Blanquerna (URL) y profesor visitante del College of Media, Communication and Information of Boulder, University of Colorado (EE.UU) y profesor del Máster universitario de Comunicación corporativa, protocolo y eventos (UOC).

¿Quién debe gestionar la comunicación interna de una empresa: un técnico de comunicación o uno de recursos humanos?

La comunicación interna actúa desde la disciplina de los recursos humanos hasta principios de la década de los 90, momento en que comienza a implantarse como una función independiente en la organización. Los departamentos de recursos humanos aún hoy lideran, en muchas empresas, la comunicación interna. Pero también es verdad, en estos momentos que, cuando esta materia es una materia que se toma en serio, incluso estos departamentos de recursos humanos contratan a profesionales de la comunicación para desarrollarla.

¿Qué ventajas tienen las empresas que invierten en comunicación interna?

Por supuesto que una buena comunicación interna es previsora de ambientes nocivos y contrarios a los intereses de la organización. Es una disciplina que ayuda a construir positivamente tres tipos de relación: trabajo, convivencia e identidad, para conseguir también un favorable “sentimiento de pertenencia”, cuestión que tiene un impacto directo en la reputación de las organizaciones.

Una buena comunicación interna contribuye también a aumentar la motivación entre los empleados. Estimula la cohesión, la comprensión entre los diferentes miembros, etc. y ayuda a que los empleados se identifiquen con la empresa. Este aumento del compromiso con la empresa afectará a su comportamiento que tendrá, a su vez, un impacto externo y así en el ROI de la empresa.

Si te pedimos que te posiciones, qué prefieres: los canales de comunicación 2.0 o los tradicionales.

La incorporación de la tecnología ha supuesto la incorporación de nuevas prácticas de comunicación dentro de las organizaciones que aún chocan con la cultura dominante. Pero es una realidad que facilita procesos y resultados. Las intranets se están convirtiendo ya en “intranets sociales” que ayudan a que los empleados incorporen su saber y contribuyen a organizar grupos de personas con intereses comunes y a los que se les da un espacio para trabajar y para compartir conocimiento.

La comunicación interna no es una simple suma de instrumentos y acciones de comunicación. Es una actividad que merece su particular planificación estratégica, que obedece a una serie de objetivos y que consecuentemente posee una serie de tácticas y instrumentos de actuación también específicos. Así pues este planteamiento y los recursos de los que se disponga decidirán qué tipo de herramienta offline o online es más oportuna.

¿Dónde está la frontera entre comunicación interna y externa?

¿Existen aún barreras entre un ámbito y otro en el siglo XXI? Alguien ya habla de organizaciones con paredes de cristal, transparentes, permeables, comprometidas, que funden un tipo de comunicación que refuerza inevitablemente a la otra, si la contemplamos desde el punto de vista del receptor. Pero la visión holístico-estratégica de la comunicación es la que en el nuevo escenario digital debe plantearse dado que el tradicional público interno es un agente que impulsa la comunicación externa y el actor tradicional externo refuerza e influye en la comunicación interna.

¿Cuáles consideras que son las habilidades de un comunicador que ejerza en el departamento de comunicación? Podrías explicarnos alguna anécdota que recuerdes con especial interés/cariño.

Orientación estratégica y a resultados, creatividad y buen gusto, espíritu crítico, capacidad analítica y de innovación, buena expresión oral y escrita, saber operar en diferentes entornos off i online, actitud positiva y confianza, comprometido, adaptabilidad y proactividad, convincente, persuasivo y empático, etc.

De anécdotas hay muchas y de diferente índole, pero al final cualquiera de ellas si fructifican en una sonrisa y satisfacción de quien colabora contigo y también de a quien te diriges, todas ellas han valido la pena haberlas vivido porque no hacen más que enriquecerte profesionalmente pero, por encima de todo, como persona.

Si te ha resultado interesante...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+

Dejar una opinión