La Super Bowl: el campo de batalla publicitario

publicado en: General, Organización de eventos | 0

El poder de los eventos como herramienta comunicativa

111,3 millones de espectadores, anuncios de entre 5 y 5,5 millones de dólares, una inversión de 400 millones de dólares en publicidad… Estos son algunos de los datos proporcionados por Nielsen que corroboran cuán importante es la visibilidad de las marcas en los grandes eventos.

Datos que la Super Bowl deja a su paso, el que es el evento deportivo más importante del fútbol americano y el segundo acontecimiento que más dinero mueve en los Estados Unidos. Y la edición de este pasado 5 de febrero no fue menos. Un ejemplo de ello fue la participación de la mundialmente conocida Lady Gaga para la actuación realizada en el intermedio. En tan solo 12 minutos, consiguió una audiencia de más de 117 espectadores y realizó un show de más de 10 millones de dólares en producción.

Sorprendentes espectáculos musicales, espacios de representación para la política americana, exhibiciones de las figuras más importantes del país, momentos de crítica social… Todo ello ha hecho que en más de una ocasión se haya afirmado que la Super Bowl no es únicamente un evento deportivo. Y es tal la importancia del acontecimiento, que no es únicamente la población americana la que está atenta a esta cita anual, sino que son muchos los canales que compraron los derechos de retransmisión, difundiendo así la Super Bowl en más de 17 países de todo el mundo.

nrf-opinions-about-super-bowl-tv-ads-feb2017-1
Fuente: Marketing Charts

La dimensión publicitaria

Como cada año, el evento siguió creando polémica y notoriedad, debido a su originalidad. Como era de esperar, algunos de los anunciantes con más visibilidad en el panorama estadounidense, consiguieron hacerse un hueco entre el espacio publicitario.

Pero, además de las ya comentadas, entra en vigencia una de las características más notables en el panorama publicitario actual: la involucración de las marcas con los valores de sus consumidores. Estos consumidores, que a su vez, son cada vez más reticentes a la publicidad. Y desde que los anunciantes lo saben, deciden apostar por comunicar valores y creencias establecidas por el conjunto de la sociedad. En otras palabras, han decidido volverse entes humanos para ser parte de nuestras vidas. Ejemplo de ello son Budweiser, la conocida marca de cerveza estadounidense con un pase VIP en todas las ediciones del evento, la cual dio mucho que hablar con lo que ya es bautizado como el “anuncio anti-Trump”, en el que se narra una historia de un inmigrante alemán que es recibido con antipatía en el país americano; o Lumber 84, empresa estadounidense de suministros de materiales de construcción, que con su anuncio cuenta la travesía de una familia de inmigrantes que quieren llegar a la frontera americana.

Siguiendo esta línea, fue Buffalo Wild Wings quien nos enseñó la importancia de acercarse a los gustos de los clientes, promocionando sus conocidísimas alitas de pollo para una audiencia que se preveía que consumiesen unas 1,3 mil millones durante el día del partido.

La importancia de la visibilidad en las redes

Otro de los protagonistas fueron las redes sociales. Estas forman parte de nuestra vida cotidiana, y no iban a tener menos incidencia en la 51ª edición de uno de los eventos más importantes de la historia. Kantar Media confirma la importancia de la visibilidad de las marcas en los espacios digitales. Este año, sólo en las redes sociales, la Super Bowl generó más de 2,5 mil millones de dólares en publicidad en Internet, aumentando un 25% su inversión desde 2014.

Y con estos datos, nos preguntamos… ¿son los equipos de fútbol los únicos que compiten ese día?


Laura Grande Jiménez

Estudiante en prácticas de Publicidad y Relaciones Públicas

Si te ha resultado interesante...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+

Dejar una opinión