Las aportaciones del Coloquio-Debate sobre Comunicación interna

publicado en: Comunicación corporativa, General | 0
El pasado 17 de mayo se realizó un Coloquio-debate sobre Comunicación interna, llamado “Comunicación interna: retos de futuro”. En él, se contó con la colaboración de reconocidos profesionales del sector, en el que se dieron los diferentes puntos de vista del estado actual de la comunicación interna, así como los retos a los cuales se enfrentan las empresas e instituciones.

Los participantes fueron:

  • Maria Rodríguez, directora de Comunicación interna, Desarrollo y Atención al Personal y de la Gerencia de Recursos Humanos y Organización en el Ayuntamiento de Barcelona. 
  • Albert Piqué, director de Comunicación interna de TMB. 
  • Enric Almuzara, manager de Desarrollo de Personas del RACC. 
  • Joan Cuenca, profesor colaborador de la asignatura Comunicación interna del Máster universitario de Comunicación corporativa, Protocolo y Eventos de la UOC.
  • Cristina Salvador, directora de aPortada, agencia con servicios en Comunicación interna.
  • Laura Verazzi, cofundadora y directora de Vector C, consultora especializada en comunicación interna.

La moderación del acto corrió a cargo de Elisenda Estanyol, directora académica del Máster universitario de Comunicación corporativa, protocolo y eventos de la UOC.

El coloquio se estructuró en cuatro grandes bloques, para poder así dar cabida a todos los temas a tratar en este ámbito.

1.- Estructura y organización de los departamentos de comunicación interna

En este se preguntó acerca de las diferencias entre la gestión de la comunicación interna desde el punto de vista de las empresas e instituciones. Los tres portavoces de estos sectores: Piqué, Almuzara y Rodríguez llegaron a la conclusión de que la organización, sea del tipo que sea, está siempre sujeta a las directrices de la organización, y que por lo tanto, su gestión únicamente se diferencia entre los tempos que establecen las organizaciones, siendo más cortos para las empresas privadas y con un margen más largo para las instituciones públicas.

Respecto al lugar que ocupa la comunicación interna dentro de la organización, Almuzara apuntaba que no está sujeta a un departamento concreto, sino que esta se puede trabajar trasversalmente, ya sea en el departamento de RR.HH, el de Márketing o el de Comunicación; y que por lo tanto, lo importante está en que la cúpula directiva esté totalmente implicada y le dé un peso importante a esta, ya que la comunicación interna un elemento totalmente necesario y estratégico. En palabras de Almuzara: “la comunicación es la piedra angular para que se tenga una visión completa de lo que pasa en la empresa y conseguir así que los trabajadores sean embajadores de la marca”.

2- Tendencias y retos de futuro

En este bloque preguntábamos acerca de las necesidades en comunicación interna de cara al futuro, sobre las posibilidades del trabajador dentro del contexto digital, y en definitiva, sobre la futura evolución de este ámbito.

Respecto a las necesidades de la comunicación interna, Verazzi dice que esta deberá adaptarse a las nuevas estructuras de las organizaciones, las cuales serán más laxas, con roles más dinámicos y menos piramidales por la fuerza del ámbito digital en todos los sistemas. Por esa razón, uno de los retos principales es poder dirigirnos a los públicos internos sin necesidad de fases intermedias. A su vez, Salvador nos listaba los 10 retos de la comunicación interna en cualquier organización.

Por todos estos cambios, Rodríguez apunta algunas de las necesidades de la comunicación interna no es estar orientada únicamente a los proyectos que las organizaciones van recibiendo, sino a las mismas personas; ya que el poder de prescripción del público interno no depende solo de cómo este se comunique con la empresa, sino que entran en juego muchas otras políticas de la organización.

3- Medición de la eficacia de las acciones de comunicación interna

Hicimos un repaso de la comunicación como factor intangible y cómo poder hacer frente a su medición en un contexto en el que prevalece la importancia de tener información de todos nuestros públicos.

Salvador, desde el punto de vista de la consultoría, cree que el entorno digital ha sido un punto a favor para la medición. Para ella, las medidas más importantes de medición son la participación, la repetición (si vuelven a participar o no) y la prescripción (si actúan como difusores del mensaje). Verazzi apunta que la comunicación interna todavía está verde en cuanto a medición, sobre todo en lo que respecta al ROI (Retorno de la Inversión), ya que como se ha comentado anteriormente, muchas veces la comunicación no es vista como un elemento estratégico dentro de la organización. Por ello, cree que las métricas deberían estar siempre sujetas a unos objetivosRodríguez Almuzara afirman que “es muy complicado traducir la comunicación directa, ya que esta es intangible y multifactorial”, pero creen como Verazzi que sus indicadores deberían variar según las necesidades de la organización, ya que “un 47% del valor de la organización es lo que se hace en comunicación interna”. Y Cuenca afirma que ya se están midiendo los intangibles, como el caso de la reputación (como es el caso de los ránquines), lo cual ayuda a generar engagement que a su vez ayuda a la confianza y el compromiso en la empresa.

4- El profesional del futuro

Después de ver cuáles son los retos de futuro de la comunicación interna, los profesionales dibujan el perfil del futuro profesional de este ámbito. ¿Cuáles son las competencias y habilidades que este debe tener?

Cuenca, como profesor de comunicación interna, cree que desde el punto de vista de contenidos, el profesional debería formarse en la gestión de conflictos, estrategia, creatividad, empatía, escritura y habla, capacidad de análisis, además de entender el entorno digital, conocer las sensibilidades y particularidad de los diferentes públicos al cual nos dirigimos, y tener conocimientos sobre psicología social para poder hacer alianzas. Por lo que respecta al punto de vista personal, este deberá ser una persona social, dinámica, abierta, empática, adaptativa a diferentes entornos, sensible y responsable. Sean todas estas capacidades innatas o adquiridas, si estas se controlan, se puede llegar a ser muy buen profesional de la comunicación interna.

 

Si te ha resultado interesante...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+

Dejar una opinión