Jennifer López Ávila: “Desde Colombia he podido estudiar el máster gracias a la flexibilidad que ofrece la UOC”

publicado en: Los estudiantes opinan... | 0

Jennifer López Ávila. Una colombiana en la UOC: lejos y a la vez tan cerca 

Cuando me decidí en estudiar el Máster universitario de Comunicación corporativa, protocolo y eventos de la UOC, que es totalmente virtual, varias personas que conozco me expresaron lo difícil que podría ser. A pesar de que en mi país, Colombia, se ha avanzado mucho en este tema, hay gente para la que aún pesan los 8.522 km que separan Bogotá, ciudad donde vivo actualmente, de Barcelona, ciudad donde se encuentra la sede principal de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). A esta distancia se suman las 7 horas de diferencia derivadas del huso horario. Mientras yo trabajo, los demás duermen plácidamente: ¡que envidia!

Tengo que reconocer que, a pesar de lo decidida que estaba a estudiar, llegué a sentir un poco de temor al creer que mi ubicación geográfica me haría sentirme sola durante el proceso de aprendizaje ya que no contaría con un apoyo de forma presencial como sí había tenido en mi vida académica previa. Además, imaginaba que la diferencia cultural podría generar inconvenientes en la comunicación ya que, aunque se hable el mismo idioma, siempre hay diferencias en la forma de expresarse propia de cada país, lo cual me generaba cierto miedo de decir o escribir alguna palabra que pudiera ser muy normal en mi ciudad y que en España significara otra cosa como un “qué cuentas” o un “chévere”.

Una vez se inició el semestre, pude ver la flexibilidad que ofrece la universidad; un modelo de aprendizaje que se acomodaba a mis necesidades, puesto que además actualmente trabajo más de 40 horas semanales. Los materiales didácticos en su mayoría se habían redactado con un lenguaje apropiado muy fácil de comprender, y el contacto con los profesores, tutores y con la directora del máster es de forma rápida y muy cálida, con plena disposición a explicar lo que se requiera. Todo esto me hizo sentir como si estuviesen cerca.

Ahora que culmino esta etapa, me alegra poder acercarme más a otras culturas desde la comodidad de mi casa. No tuve que ir a España para poder conocer un poco más de su gente. La cercanía que sentí en todo el proceso me ayudó a avanzar junto a otros alumnos y docentes que, estuvieron a mi lado apoyándome a pesar de no haberles visto cara a cara.

 

 

Si te ha resultado interesante...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+

Dejar una opinión