10 lecciones de comunicación que podemos aprender de las startups

Las estrategias de comunicación de la nueva economía aportan pistas para afrontar con éxito el imparable proceso de transformación digital.

A caminar se aprende andando y, a veces, el camino correcto es el menos transitado. Sin embargo, no está de más observar por dónde van los demás antes de decidir qué dirección tomar. En este sentido, la comunicación de las empresas de la nueva economía presenta unas particularidades interesantes que recogemos en el siguiente decálogo inspirador:

 1. Visión 360º
Las acciones de comunicación se plantean y coordinan con una visión integrada que tiene en cuenta todos los públicos y canales de comunicación.  Independientemente de con quién, cómo y a través de qué canal se comunique, la empresa, sus marcas y sus personas, transmiten en esencia los mismos mensajes. Aprovechar sinergias permite obtener un mayor retorno de la inversión y ganar en coherencia.

2. Toma de decisiones basada en datos
El big data que generan las propias plataformas permite a las empresas nativas digitales la investigación previa, el seguimiento y la evaluación de la estrategia de comunicación. Los objetivos de comunicación se establecen en base a key performance indicators (kpi), indicadores de los cuales se hace un seguimiento casi a tiempo real.

3. Aprendizaje constante
El conocimiento es el valor más preciado en la nueva economía. La velocidad a la que avanza la sociedad de la información convierte a los profesionales de la comunicación en knowmads, que deben tener una actitud positiva de aprendizaje constante. El éxito se consigue probando, analizando datos y considerando cada error como una oportunidad.

4. El mensaje, claro y conciso
La comunicación en la nueva economía no se anda con rodeos. Vivimos y decidimos deprisa, en un mundo en el que 140 caracteres valen más que mil palabras. Por ello, en el ecosistema de las startups, son habituales prácticas como la del elevator pitch, que consiste en transmitir nuestra idea de negocio en los pocos minutos que dura un trayecto de ascensor.

5. El crecimiento como objetivo
La figura del growth hacker es la más codiciada en el ecosistema digital. Entendida según la definición del creador de este término, Sean Ellis, el autor del blog StartupMarketing, es alguien que tiene la creatividad suficiente para impulsar el crecimiento.

6. Trabajo en equipo
Los equipos en la nueva economía son multidisciplinares y cuentan con estructuras flexibles, horizontales y poco jerarquizadas. De esta forma, las estrategias de comunicación pueden plantearse y ejecutarse de forma coordinada e integrada, aprovechando sinergias gracias al trabajo colaborativo.

7. Empoderamiento de usuario
El usuario es el principal activo en la nueva economía. Un usuario que se convierte en embajador de marca es el mejor prescriptor que se puede tener. Para lograrlo, hay que dialogar con él, hacerle partícipe de nuestro proyecto y empoderarlo. En este sentido, encontramos campañas como #Wallacar, del marketplace geolocalizado Wallapop, cuya notoriedad se logró a partir de la participación de sus usuarios en un concurso en redes sociales.

8. El contenido es el rey
Content is King”, pronosticó Bill Gates hace más de dos décadas. El marketing de contenidos es una técnica de comunicación a la que recurren habitualmente las marcas de la nueva economía, que cuentan con equipos especializados en esta materia, para poder aportar información y entretenimiento de valor para su público objetivo. El portal de decoración Westwing, por ejemplo, tiene apariencia de revista, en lugar de e-commerce, y genera contenidos como los vídeos de las #40preguntasmuyWestwing.

9. Sí a los influencers
El posicionamiento orgánico es cada vez más complicado y requiere mucho tiempo (y dinero invertido en contenido) para ganar seguidores y reputación. La alianza con influencers es una estrategia de comunicación útil y recomendable, siempre que se escojan bien quiénes son los prescriptores más adecuados con los que se puedan establecer relaciones win-win.  El portal inmobiliario Fotocasa, por ejemplo, ha llevado a cabo acciones de influencer marketing de toda índole, desde la colaboración de expertos en informes de sector -como la elaboración y difusión del libro Tendencias del mercado de alquiler-, a fiestas impulsadas a través de las redes sociales por celebrities mediáticas como la #Fotocasaparty.

10. Lo analógico (todavía) funciona
El punto de vista integrado entre el mundo on y offline, propio de los nativos digitales, les permite plantear su plan de medios con eficacia. En este sentido, los medios de comunicación de masas, como la televisión, la radio, la prensa escrita e, incluso, la publicidad exterior, juegan aún un papel destacado, junto al creciente peso de lo digital.

Este decálogo ha sido construido en base al estudio exploratorio recogido en mi tesis doctoral “Estrategias de comunicación en la nueva economía: publicidad y relaciones públicas en la era digital”, dirigida por el catedrático Josep Lluís Micó, vicedecano de la Facultad de Comunicación y Relaciones Institucionales Blanquerna de la Universitat Ramon Llull, que ha contado con la colaboración de 4YFN-Mobile World Congress, WallapopWestwing y Fotocasa.


Artículo original publicado por Patrícia Coll (@patriciacoll), directora del Trabajo Final de Máster, en The New Barcelona Post.

#masterComUOC

Dejar una opinión