Las redes sociales suman 660 nuevos usuarios cada minuto

publicado en: Actualidad | 0

El World Wide Web llega al 29.º aniversario

El número de usuarios de las redes sociales ha crecido el 13 % en el último año hasta llegar a 3.196 millones en todo el mundo, según el último estudio Digital 2018, de la agencia We Are Social y la plataforma de gestión de redes sociales Hootsuite. Cada minuto se registran 660 nuevos usuarios y el tiempo que los españoles pasan conectados supera los 90 minutos diarios. Filipinas encabeza el ranquin, con cerca de 4 horas. Algunos estudios recientes revelan que realizar un uso pasivo de esas redes acentúa la posibilidad de sufrir angustia, aunque otras tesis lo niegan.

Cada día, durante el año pasado, cerca de un millón de personas empezó a utilizar las redes sociales por primera vez. Facebook es de largo la red social más utilizada, con 2.167 millones de usuarios. Los usos que se le dan a esta plataforma han evolucionado con el paso de los años. El profesor Ferran Lalueza, de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, constata que cada vez más las redes sociales se han convertido en un escaparate de la propia vida, más que en una herramienta de comunicación para ponerse en contacto con los amigos separados por la distancia. «De unos años a esta parte, tendemos más a exhibirnos que a interesarnos de verdad por lo que nos muestran los demás», explica. Es una tendencia que puede conllevar algunos «peligros», como que las redes sociales lleguen a ser «más un monólogo que un diálogo». En general, explica Lalueza, «prestamos poca atención a lo que nuestros contactos nos cuentan de su propia vida, y los “me gusta” que ponemos muchas veces son una simple acción de cortesía para mantener la ilusión de que dialogamos, pero en el fondo vamos a la nuestra».

Lalueza explica que, en general, tendemos a mostrar en la red la cara de más éxito y más amable de nuestra vida. «No es una visión real, sino una versión maquillada, porque todos tenemos cosas malas», afirma. En esta línea, un estudio publicado en enero de 2017, coordinado por el investigador de la Universidad de Maastricht Philippe Verduyn, apunta que un uso pasivo muy intenso de las redes sociales aumenta negativamente el bienestar subjetivo. «El uso pasivo de las redes sociales es un terreno fértil para la envidia», detalla el estudio. Para Verduyn, los actos de monitorizar la vida de otras personas en Facebook, leer sus tuits en Twitter o mirar sus imágenes en Instagram sin interactuar con ellas son usos pasivos y pueden afectar al bienestar subjetivo, si el usuario se compara constantemente con lo que hacen los demás. Por el contrario, otros estudios, como el publicado por la investigadora Sarah Jensen este 2018, cuestionan que realizar un uso intensivo de las redes sociales dé como resultado un aumento de la angustia, la depresión o la soledad.
La web, un invento de hace menos de treinta años

El profesor de informática de la UOC César Pablo Córcoles detalla que el World Wide Web (WWW), cuyo 29.º aniversario se cumple el día 12 de marzo, nació en 1989 de la mano del investigador británico Tim Berners-Lee, cuando trabajaba en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) de Ginebra. Córcoles explica que hay que diferenciar entre internet y la web. «Internet es una red que conecta ordenadores y es anterior a la web», afirma. Explica que nació el 29 de octubre de 1969 cuando se estableció por primera vez una conexión entre la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y el Stanford Research Institute, ubicado cerca de San Francisco. En cambio, la web «es un conjunto de documentos que se escriben en lenguaje HTML y que tienen la particularidad de que se pueden enlazar unos con otros». En otras palabras, cuando entramos en internet, los enlaces que aparecen (de texto, imágenes o sonido) que nos hacen saltar de una página a otra son la característica fundamental y definidora de la web. «Aunque ahora esto nos parezca muy natural, en los años noventa del siglo xx era del todo revolucionario, porque no se había implantado nunca de forma útil», explica.
El 20 % de españoles no se conecta nunca o casi nunca a la web

Actualmente, hay más de 4.000 millones de personas en todo el mundo que utilizan internet gracias en parte al aumento de los teléfonos inteligentes. Sin embargo, la tasa de penetración varía considerablemente: mientras que en zonas de África central es solo del 12 %, en Europa occidental es del 90 %. Los españolesdedicamos más de 5 horas al día a estar conectados a internet, según el estudio Digital 2018. No obstante, en España existen 4,8 millones de personas de entre 16 y 74 años que nunca han usado internet, cifra que supone el 14 % de la población total de esta franja de edad, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información. Si a esta cifra se suman los que se conectan menos de una vez a la semana, que son el 4,6 % del total de población, se puede decir que 20 de cada 100 personas no se conectan nunca o casi nunca a internet. Un análisis realizado por el profesor Ismael Peña-López, de los Estudios de Derecho y Ciencia Política de la UOC, pone de relieve que el 25 % de la gente que se conecta tiene una competencia digital muy baja, puesto que apenas sabe para qué sirve internet. Las razones para vivir al margen de internet son varias, según Córcoles: desde personas que no le ven la utilidad o que piensan que es una herramienta muy complicada, hasta personas mayores, gente que está en situación de exclusión social o personas que, a pesar de que tienen un alto nivel adquisitivo, desean mantenerse al margen de ella.


Ferran Lalueza, profesor del Máster de Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos.

César Pablo Córcoles Briongos, profesor de los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación.

Artículo publicado anteriormente en UOC News el 08/03/2018.

#masterComUOC @UOCinfocom

 

Dejar una opinión