Turno de preguntas a...Miquel Pellicer, profesor de Comunicación Corporativa y Relaciones Institucionales

publicado en: General | 0


Los estudiantes de la asignatura Comunicación corporativa y relaciones institucionales entrevistan a su profesor Miquel Pellicer

Miquel Pellicer es periodista y antropólogo. Director de Estrategia y Comunicación del Grupo Lavinia. Profesor colaborador del Máster Universitario de Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos (UOC).

Con el apogeo de tantas consultoras y tantos profesionales de la comunicación corporativa, ¿qué es lo que puede marcar la diferencia? ¿Cómo te desmarcas de estrategias y tácticas demasiado “de manual”?

(Por M.P.)

Especializarte es fundamental. La comunicación cuanto más especializada mejor. ¿Por qué no hacer comunicación corporativa en el ámbito sanitario o económico? Los manuales y los protocolos son importantes para ser riguroso en el trabajo. No obstante, hay que tener sentido común y ser muy consciente de propuestas realistas. No hay soluciones universales.

¿Cuáles dirías que son las amenazas y oportunidades de la comunicación corporativa actualmente?

(Por O.P.)

Oportunidades, muchas. Para las empresas y los profesionales de la comunicación. Cada vez es más necesario que las empresas pongan el foco en la comunicación y tengan actitud comunicadora. Y los profesionales de la comunicación deben poder tener en cuenta ámbitos que hasta entonces no habían contemplado.

Durante este curso hemos aprendido que la comunicación corporativa debería formar parte de la estructura directiva de las empresas con el fin de poder sacar el máximo provecho. ¿Crees, sin embargo, que la mayoría de empresas tienen en cuenta esta premisa o acaban considerando la comunicación como un departamento secundario?

(Por C.T.)

Sí, todavía hay empresas que piensan que no necesitan comunicar. Y esto es un grave error. Si no se integra en un ámbito de toma de decisiones, mal, también. Hay que hacer mucha pedagogía todavía y en ocasiones no es fácil. Ahora bien, de la misma forma, hay empresas donde se piensan que por tener director de comunicación y departamento ya todo está resuelto. Es el otro extremo.

Como responsable de comunicación, a veces puedes no estar de acuerdo con decisiones tomadas por la empresa o no creer en el argumentario que te trasladan para planificar el plan. ¿Cómo actuar?

(Por E.B.)

A veces puede ocurrir que sea necesario equilibrar los intereses de muchas partes. No hay que hacer ningún drama. Lo más importante es alcanzar el equilibrio de estas diversas partes. Si eres director de comunicación de una empresa formas parte del equipo directivo y por tanto hay que buscar fórmulas para llegar al consenso y coordinar intereses comunes.

¿Qué crees que se necesita para llegar a ser un buen comunicador?

(Por L.B.)

Creo que hace falta aptitud pero también trabajo, esfuerzo y ver las propias capacidades. Ser profesional de la comunicación significa ver oportunidades, trabajar las relaciones profesionales y humanas y entender qué podemos aportar en este ámbito tan extenso.

¿Cuál es la tendencia en comunicación interna que más valoras, o crees que presenta mayor potencial?

(Por A.R)

Pues es una tendencia en comunicación en general: el big data. Todas aquellas herramientas que permiten conocer los usuarios y segmentar los mensajes a través de la información al detalle. Nos permitirá enfocar mucho más los mensajes y los canales adecuados. Los medios de comunicación de masas han muerto y cada vez hay más segmentación en todos los sentidos, para públicos diferentes.

Desde tu punto de vista profesional y tu experiencia, ¿qué consejos nos darías a la hora de trabajar en un departamento de comunicación corporativa?

(Por B.T.)

Escuchar mucho, leer, compartir experiencias con otros profesionales y tener la sensación de que siempre hay que saber más y aprender más. Curiosidad para ver y analizar las tendencias en comunicación. Por ejemplo, podemos saber mucho en redes sociales pero ¿alguien habría previsto que Instagram se convertiría en una buena fórmula para los canales propios? Por lo tanto, dedicar tiempo para el reciclaje. Sin prisa pero sin pausa.

 

¿Cuál sería una buena estrategia para entrar en el mundo de la comunicación corporativa a media carrera? Si uno no tiene experiencia específica y, por tanto, no se le considera en procesos de selección pero tampoco está dispuesto a empezar de cero como “becario”, ¿hay alguna manera de abordar esta transición más allá de los posibles “contactos “?

(Por O.P.)

Siempre tienes que estar dispuesto a poder cambiar de rumbo profesional y eso a veces no sé si incluye empezar de cero pero sí buscar trabajos en los que puedes ocupar posiciones no privilegiadas. Es cierto que no es lo mismo empezar con 20 que con 30 o 40. Sin embargo, creo que lo fundamental es tener espíritu emprendedor y hacer tus propios proyectos que pueden convertirse en salidas profesionales. Es un poco de todo, ser consciente del aprendizaje, encontrar fórmulas empresariales y trabajar muy bien los contactos. Hay que trabajar en diferentes frentes y cuanto antes, mejor.

 

La posición o departamento de comunicación corporativa, dentro de las empresas, pienso que no está suficientemente valorado. El trabajo que se hace no es demasiado tangible. Además, el resultado no refleja el esfuerzo ni recursos invertidos. ¿A qué crees que es debido? ¿Qué se podría hacer para mejorar la percepción?

(Por J.R.)

¡Esta parece fácil de responder! Todo lo que puedas medir, mejor que mejor. Es decir, que puedas medir el impacto de tu trabajo, tanto económicamente como de consecución de objetivos, ya sean seguidores, engagement, consecución de negocio, etc. Si partes de que todo es medible, podrás tener mucho más claro cómo presentar resultados y justificar el trabajo.

 

¿Has tenido que tomar decisiones o actuar en contra de tu ética alguna vez en que la situación lo requería?

(Por L.S.)

Intento no llegar al límite de tomar decisiones en contra de mi ética profesional. Si veo que algo puede ir por un camino que no considero correcto, intento advertirlo con tiempo. La comunicación corporativa no es un terreno fácil pero es muy motivador. Por otro lado, tomar decisiones jamás me ha molestado. Todo lo contrario.

Dejar una opinión