El proyecto Una Onada de Petits Somriures, por el estudiante del máster Aleix Riu

publicado en: General | 0

Aleix Riu, estudiante del Máster Universitario de Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos de la UOC, nos explica el proyecto Una onada de petits somriures (Una ola de pequeñas sonrisas), un proyecto solidario de captación de fondos para humanizar los espacios pediátricos del hospital Parc Taulí.

Nunca he escondido que soy una persona con suerte. Me he esforzado y sacrificado siempre que ha sido necesario, pero sin la suerte de estar en aquel preciso momento, o sin la suerte de contar con personas que vean y saquen el mejor de ti, seguro que no estaríais leyendo estas palabras.

Pronto hará tres años, tuve la suerte que mi jefe me propusiera crear un proyecto solidario de captación de fondos para humanizar los espacios pediátricos del hospital Parc Taulí. Como Responsable de Seguridad y Medio Ambiente del hospital, no era una tarea que entrara en mis funciones, pero ya realizaba diseños y comunicaciones relacionadas con nuestro departamento, así que formamos un pequeño equipo con otros profesionales y nació el proyecto “Una Onada de Petits Somriures”.

El diseño de la campaña, de la cual estamos muy orgullosos, era únicamente el comienzo y la parte sencilla del proyecto, después nos encontramos con el que era el auténtico reto de aquel encargo: llegar a la gente. Os tengo que confesar que tuve la inocencia de pensar que sería sencillo. “Captar fondos por una causa solidaria para los niños del hospital? Fácil”. Pues no. Llamamos a muchas puertas y nos llevamos muchas negativas. Es entonces cuando tomas conciencia de que, lamentablemente, en nuestro entorno hay muchas necesidades y que la nuestra no era la única causa que luchaba para conseguir ayudas. No obstante, tuvimos la suerte de contar con profesionales y familias de pacientes de pediatría que, sin dudarlo, nos ofrecieron lo que, a día de hoy, soy consciente que es lo más valioso que tenemos: el tiempo.

El proyecto vio la luz, hicimos las primeras actividades y establecimos nuestros canales de comunicación: redes sociales, la web de la Onada y los canales internos del hospital. Por entonces no era consciente de la importancia de definir públicos objetivo, emplear canales y técnicas adecuadas según estos, elaborar mensajes, así como otros aspectos relacionados con la gestión interna del proyecto o el diseño de eventos. Así que, por supuesto, cometimos errores. ¡Aprendemos tanto cuando nos equivocamos! Una de las cosas que aprendimos es que como mejor llegábamos a la gente, cuando más reacciones obtenían nuestras publicaciones, era cuando poníamos nombre propio a los contenidos. No únicamente teníamos que hablar de aquello que hacíamos, sino de quien lo hacía. Las personas quieren ver personas.

Dos años de mucho trabajo, de agotarnos, de desanimarnos y volvernos a ilusionar … y llega un día en que te llegan propuestas, que la gente te conoce y que el proyecto ya no es solo nuestro. Es de la ciudad y de nuestros usuarios.

Como ya os podéis imaginar, he pasado por alto que, durante este tiempo, la suerte me ha continuado sonriendo, pero os puedo hacer un resumen. Empecé la Onada con mucho tiempo libre, pero a día de hoy soy padre de Mel (sí, es una niña preciosa) que ocupa buena parte de ese tiempo. Descubrí un mundo que me apasiona, la comunicación, y he aprendido con los errores, pero también haciendo este Máster, gracias a que mi jefe me animó a estudiar aquello que tanto me estaba gustando. Realizar los estudios de comunicación corporativa, protocolo y eventos con la experiencia de los dos primeros años de la Onada me ha permitido comprender rápidamente aquellos aspectos esenciales en este mundo fascinante que es la comunicación, así como aplicar automáticamente los diferentes conceptos que las asignaturas van introduciendo.

Y, para acabar, nunca olvidaré lo que sentí al ver el primer niño que entraba a uno de los espacios que ya hemos reformado, una sensación difícil de explicar, pero con la certeza de tener la gran suerte de emplear mi tiempo en provocar una onada de petits somriures.

Os animo a conocer y colaborar con el nuestro proyecta en: www.unaonadadepetitssomriures.cat

Por Aleix Riu, estudiante del Máster Universitario de Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos de la UOC

Dejar una opinión