Nahime Moreira, graduada del máster, nos habla de su TFM “Los eventos como creadores de espacios sociales”

publicado en: Actualidad | 0

Busto de Nahime Moreira sonriendo

En marzo del 2020, España ocupa el segundo lugar en la lista de los países con más contagios por la COVID-19. El gobierno decreta cuarentena a nivel nacional. Prohibición de toda interacción social, aislamiento, aterradoras y furtivas compras en los supermercados, bibliotecas cerradas, empresas e instituciones públicas trabajando bajo mínimos, niños en casa 24 horas sin poder salir, ansiedad, expectación, estrés… y, en mi caso, un trabajo de final de máster por hacer.

 

Viendo espectáculos online desde el sofá de casa para entretener a mi hija, o presentaciones espontáneas de diversos artistas y aficionados en internet o desde mi ventana; tenía la extraña sensación de estar unida a millones de otras familias que pasaban por lo mismo, y así de repente lo vi claro: Los eventos crean espacios sociales donde sea que se lleven a cabo. Inicié entonces mi trabajo final, tutorizado por la Dra. Diana Rubio y dirigido por el Dr. Ferran Lalueza.

 

El sector MICE no solo nos dio una vía de escape mental, sino que aportó tangibles, tales como los hospitales improvisados en salas de eventos, servicios de catering para alimentar a los más necesitados, hoteles alojando a contagiados y personal sanitario. Asimismo, los profesionales del sector trabajaron mancomunadamente por concebir maneras de resurgir después del confinamiento, a través de simposiums virtuales.

 

Uno de los pilares teóricos fundamentales del Trabajo Fin de Máster (TFM), es la necesidad biológica de socializar que tenemos los seres humanos. Enlazando esto con el concepto de los eventos tal que una herramienta de las relaciones públicas; la idea de volver a la normalidad a través de un acto social adaptado al contexto COVID-19, surgió de forma natural. 

 

«Los eventos son un medio de promover conexiones sociales importantes de apoyo, fomentar la necesidad de encontrarse con la gente y sostener las redes personales» Richards y Wilson» (2016:7-8).

 

Por ello, el trabajo titulado “Los eventos como creadores de espacios sociales”, analiza el rol de los eventos como espacios de interacción social y presenta un plan de comunicación para adaptar un acto a las normas sanitarias de la nueva normalidad. Asimismo, los objetivos fueron poner en relieve la importancia de los eventos como creadores de espacios sociales, y demostrar su versatilidad; usándolos como un medio de enseñanza y adaptación para la ciudadanía.

 

De ahí nació Batuak (Unidos en euskera), un modelo de evento adecuado a Euskadi; que pudiera replicarse en las diferentes comunidades autónomas de España.  De carácter lúdico/cultural, sostenible, austero y con las medidas sanitarias correspondientes. No podía faltar el componente emotivo, mediante el cual se rindiera tributo a aquellas acciones que nos animaron durante la cuarentena, ambientado en una sencilla escenografía que simulará las ventanas de nuestras casas desde las que fuimos espectadores. 

 

Como novedad en este trabajo se incluyó un modelo para la medición de los impactos sociales y culturales del evento, a través de Impacts 08; una iniciativa de investigación conjunta de la Universidad de Liverpool y la Universidad John Moores.

 

A nivel de conclusiones, pude constatar que haciendo un uso responsable de los eventos; estos se reafirman como la herramienta idónea para ayudarnos a socializar en la nueva normalidad.

 

En cuanto al aprendizaje, me vi totalmente capacitada para realizar un Plan de Comunicación adecuado a esta situación de crisis tan inusual. Finalmente, a nivel personal fue duro trabajar bajo dichas circunstancias, pero me demostré a mí misma que cuando te gusta lo que haces puedes concentrarte, esforzarte y sacar adelante tu proyecto.

 

Nahime Bertha Moreira Abraham

Graduada del Màster Universitari de Comunicació Corporativa, Protocol i Esdeveniments

Dejar una opinión